GENERALIDADES

La administración de los Riesgos es una poderosa herramienta de apoyo a la gestión de la Administración de la Seguridad, con el propósito de conformar un Sistema de protección basado en un justo equilibrio entre recursos, costos y beneficios.

Administrar los Riesgos significa obtener mayor eficiencia y eficacia en las actividades y funciones de la seguridad, ya que por intermedio de ella se logra conocer y comprender en mejor forma y gran profundidad la necesidad de protección que requiere una instalación, mediante un proceso que impone la identificación clara de amenaza, la determinación de los riesgos, su cuantificación (nivel de riesgo), el impacto que podrían tener sobre la organización (personas y bienes) y las consecuenciasorientadas a su costo, con el objeto de tratar de evitar la manifestación de los riesgos puros o al menos la minimización de sus efectos, permitiendo a su vez, la determinación de los objetivos de seguridad, dictación de políticas, la toma de decisiones conciente bajo un concepto de costo / beneficio, los presupuestos de operación y la planificación respectiva.

Comprender cuales son las amenazas, la determinación de cuales efectivamente pueden llegar a manifestarse (Riesgo), los efectos perjudiciales que causarán y la prevención de su manifestación o al menos la minimización de su impacto, es parte importante de la función de Administración de la Seguridad.

Para lo anterior, es preciso que previamente se elabore un documento de análisis de la situación de seguridad de la Organización, dirigida fundamentalmente a los aspectos de personal, información, imagen corporativa y bienes físicos, lo que se consigue mediante el estudio que facilita la definición de las Amenazas y la detección de Vulnerabilidades.

Establecer un Sistema de Seguridad o proponer soluciones sin conocer a cabalidad previamente una organización, está orientado prácticamente a administrar la Seguridad por contingencias, es decir, reaccionar frente a las diversas situaciones que se vayan produciendo y dar solución a aspectos puntuales y no de fondo como sería a través de la Administración de los Riesgos.

Un sistema de seguridad se establece cuando se conoce en plenitud una organización y corresponde a un conjunto de normas, procedimientos y medios que, bajo un concepto de integración total, se interrelacionan entre sí, permitiendo la materialización de la seguridad en una instalación.
El sistema de seguridad debe establecer para lograr las metas y objetivos formulados de acuerdo a las Políticas de Seguridad de la empresa.